Hace una semana estuvimos en Antequera nuevamente grabando con nuestro incansable dron. Y nuevamente trabajando con nuestros amigos de la productora audiovisual Fourmminds. En esta ocasión ha sido para un vídeo promocional de la localidad y su increíble entorno. Emplazamientos como su espectacular casco histórico o sus dólmenes, entre ellos el de Menga, imprescindible para para todo aquel que visite la ciudad, hemos volado y grabado desde el aire. Dentro del casco histórico pudimos visitar y grabar Desde el Aire la Real Colegiata de Santa María la Mayor o el Arco de los Gigantes. La impresionante Alcazaba o el interior de la iglesia del Carmen fueron otros de los monumentos grabados con dron. También nos desplazamos al Caminito del Rey para volar desde el exterior y contemplara su impresionante garganta.

Pero pensar en Antequera es visualizar las impresionantes estructuras Kársticas de El Torcal, un paraje natural único, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco. Tal y como nos cuentan desde su web:

Su formación se debe de un proceso que ha durado varios cientos de millones de años. Para ello deberemos remontarnos unos 200 millones de años, cuando gran parte de Europa y Oriente Medio se encontraban sumergidos bajo el mar de Tetis. Se inicia un proceso de sedimentación carbonatada, originada por la acumulación y deposito de esqueletos, conchas y caparazones de animales marinos en el fondo del mar. Este proceso durará unos 175 millones de años. Estos sedimentos se han ido acumulando y compactando en diferentes niveles, formando los estratos horizontales de espesores de miles de metros. Hacia el Mioceno medio los sedimentos acumulados son comprimidos, deformados y fracturados. Emergen en un lento y continuado proceso que aún se mantiene. La acción prolongada de los agentes meteorológicos modeló el espectacular paisaje kárstico de El Torcal de Antequera.