A todos nos surge la duda al intentar transcribir la palabra dron o drone que tan de moda está en los últimos tiempos. En Desde el Aire Granada queremos ofrecer un poco de luz a esta cuestión que, además de ser una empresa dedicada a los trabajos aéreos con drones, también queremos contribuir a resolver esta duda.

La palabra dron no existía hace unos años en la lengua española. De hecho es una adaptación al español del sustantivo inglés drone (en donde significa literalmente, zángano).

Si acudimos al Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (RAE) www.rae.es , actualizado en su versión digital a fecha de 2012 (22º edición), podemos observar que dron ni drone se encuentran amparadas por el magnate de las letras hispanas. Pero, en su edición en papel de 2014, la palabra dron se registra en el Diccionario académico como “adaptación al español del sustantivo inglés “drone” (literalmente ‘zángano’), para referirse a una ‘aeronave no tripulada’”.

Así que, aunque muchas veces veamos la palabra “drone“, lo lingüísticamente correcto es usar dron. Al tratarse ya de una voz española no es preciso destacarla con cursivas ni comillas; y su forma en plural es drones. Si quieres utilizar el término original inglés “drone“, lo correcto es que se resalte en cursivas o bien situándola entre comillas (al tratarse de un extranjerismo no adaptado: drone o “drone”).